Entrevista a MARIA JOSÉ AMORES – CIRCULAR PROJECT MANAGER @CETAQUA

Entrevista a MARIA JOSÉ AMORES – CIRCULAR PROJECT MANAGER @CETAQUA

Lograr una gestión sostenible y​​ una economía circular del agua en las ciudades requiere la colaboración de toda la sociedad en el contexto de un ecosistema innovador. El Ayuntamiento de Gavà (municipio de la provincia de Barcelona, España), Aigües de Barcelona (el servicio de agua) y Cetaqua Barcelona (Centro Tecnológico

del Agua) han colaborado en una secuencia de dos asociaciones público-privadas innovadoras con el objetivo de primero codiseñar y luego implementar un modelo territorial de economía circular en Gavà. Tomando el agua como el principal flujo en el que enfocarse,el modelo propone un enfoque holístico que también tiene en cuenta a la energía y a los flujos de materias primas / desechos que luchan por la sostenibilidad ambiental, económica y social

Esta colaboración también ha demostrado una cierta novedad en la financiación, ya que hace uso de recursos económicos procedentes de las tres entidades participantes. También ha servido como base para firmar los principios de las ciudades de IWA en cuanto al agua, siendo la primera ciudad española en hacerlo, y desarrollando conjuntamente los cinco bloques de construcción para la transformación de la ciudad de Gavà en una ciudad sabia del agua.

Los resultados más innovadores obtenidos incluyen:

Un modelo territorial de economía circular co-diseñado para Gavà utilizando la participación activa y la consulta como requisitos para lograr el nivel requerido de compromiso con el municipio y los miembros territoriales. La metodología innovadora se basa en el análisis de los flujos de entrada y salida de agua, de la energía y de los materiales de diferentes partes territoriales, en este caso 25: el ayuntamiento, los servicios públicos (agua, energía y residuos), 15 industrias diferentes, las áreas naturales y agrícolas, y otras administraciones con competencias a nivel regional. 

Esto ha dado lugar a 10 oportunidades de economía circular para cerrar los bucles de recursos y / o lograr la eficiencia de los recursos, con el énfasis puesto en la reutilización de aguas residuales tratadas en la bolsa de tratamiento local para usos industriales y urbanos como una fuente alternativa de suministro de agua.

Los impactos ambientales, sociales y económicos positivos en el territorio y en sus ciudadanos se demostraron como parte de la evaluación técnica y de sostenibilidad de estas oportunidades, lo que ha llevado a la priorización de los proyectos de economía circular.