Entrevista a ester esgueva hombrados, ehs manager @corbion

Entrevista a ester esgueva hombrados, ehs manager @corbion

La economía europea está diseñada en gran medida de forma lineal, utilizando materias primas para fabricar productos y tirando subproductos y residuos de bajo valor. Este diseño es ineficiente, tiende a abusar de los recursos y genera grandes volúmenes de residuos, lo que afecta tanto al medio ambiente como a la salud humana. Por lo tanto, el desacoplamiento de la producción de residuos y los impactos relacionados del crecimiento económico es fundamental para una transición a una economía circular y un sistema industrial que sea restaurador o regenerativo por diseño. Para crear un futuro con recursos suficientes para una sociedad cada vez más grande, el mundo necesita adoptar sistemas circulares, donde los flujos de materiales sean recuperados y reutilizados.

Una economía circular surge como una alternativa al modelo actual de producción y consumo, con el potencial de resolver retos medioambientales y al mismo tiempo, abrir oportunidades de negocio y generar un crecimiento económico sostenible. La transición hacia una economía circular a través de procesos ecoeficientes y sostenibles requiere desacoplar la actividad económica y la degradación ambiental. Esto implica cambiar a un modelo de producción más eficiente que satisfaga las necesidades reales de la sociedad bajo capacidades ambientales.

En las instalaciones de producción de Corbion en España, producimos ácido láctico a partir de la fermentación microbiana que se utiliza para muchas aplicaciones, como alimentos, plásticos y biomedicina. Durante los procesos de producción de ácido láctico, se generan dos subproductos principales: yeso y Ferkal. Siguiendo la estrategia circular de Corbion, hemos caracterizado estos dos subproductos y hemos identificado sinergias con otras industrias donde podrían convertirse en valiosos insumos de producción. Nuestro objetivo es implementar una estrategia de cero residuos a través de la revalorización de nuestros subproductos.

El yeso es un mineral versátil compuesto de sulfato de calcio deshidratado que se puede utilizar en la producción de muchos productos. Después de analizar un gran conjunto de alternativas con la consultora Inveniam Group, seleccionamos dos rutas de salida diferentes para revalorizar el yeso: la producción de cemento y tableros de pared. En ambos casos, el subproducto de Corbion, el yeso, se convertirá en un insumo de producción en las industrias vecinas, creando así un flujo de material verdaderamente circular. Esta estrategia se traducirá en sinergias entre industrias a la vez que reducirá el impacto ambiental de todas las empresas implicadas.

En cuanto a Ferkal, trabajamos con la Universidad de Granada y el Grupo Inveniam para analizar su valor agronómico como aditivo natural del suelo. Los resultados del análisis fueron sobresalientes. Encontramos que Ferkal es una enmienda del suelo con un gran potencial en la remediación del suelo. Por lo tanto, en Corbion, estamos buscando asociarnos con proveedores de insumos agrícolas para comercializar Ferkal y sus productos secundarios en la agroindustria. La introducción de Ferkal en la cadena de suministro de la agroindustria traerá grandes beneficios a los agricultores al tiempo que reducirá la producción de insumos agrícolas sintéticos.

Estas iniciativas encajan en la estrategia general de Corbion para abordar la preservación de los alimentos y la producción de alimentos y la salud humana con iniciativas para aumentar la seguridad alimentaria y la vida útil de los alimentos, preservar los recursos naturales, aumentar la salud y el bienestar con soluciones biomédicas y bioquímicas, y preservar los recursos naturales con alternativas biodegradables, siempre teniendo en cuenta el impacto en toda nuestra cadena de valor.